Creemos que La Biblia es la Palabra de Dios, inspirada por el Espíritu Santo y escrita por hombres elegidos por Dios; es necesario leerla, estudiarla, meditarla, y ponerla por práctica para poder tener una relación intima con Dios.

2 Timoteo 3:16-17, 2 Pedro 1:20-21.

Jehová es el único Dios  y soberano del universo; creador de todas las cosas que existen: las que están en los cielos, en la tierra y debajo de la tierra. Dios es el único merecedor de honra, gloria, y majestad.  Dios es: omnisciente, omnipotente, perdonador y la esencia misma del Amor. Este es el mismo Dios de Abraham, Isaac, y Jacob el cual no cambia.

Génesis 1:1, 17:1, Éxodo 3:6, Isaías 44:8, I Juan 4:8

Dios Hijo, la razón por las cuales todas las cosas existen y fueron creadas. Manifestado a los hombres a través del la intervención del El Espíritu Santo, el cual  hizo sombra en María, y este fue concebido en su vientre (el de María) Nació, murió, y resucito, y está sentado en la mano derecha del trono de Dios Padre en el cielo.

 El único camino hacia Dios Padre, la Palabra de Dios hecha carne, el Salvador del universo, el que venció la muerte, y le quito las llaves del hade.

(I Corintio 15: 1-4; San Juan 14:6)

El otro consolador, el Espiritu del Padre, la arra de nuestra herencia, el que convence de pecado, de justicia y juicio.  El nos guía a toda verdad; el sello de Dios y el que nos enseña todas las cosas.

(I Corintio 6: 19-20;  Juan 16:13-14; Efesios 1:13-14) 

Esto es un don de Dios dado a los hombres, después que el hombre cayo de la Gracia de Dios, por la desobediencia a la Palabra de Dios en el Jardín de Edén. Esta salvación se refiere a la gran esperanza que tenemos al aceptar a Jesús como salvador de nuestras vidas, para así poder obtener perdón de nuestros pecados, acceso directo al Padre Celestial, y poder disfrutar para siempre de vivir en la presencia de Dios cuando Cristo venga por su Iglesia.

(Romanos 10:9-10; 2 Corintios 5: 17-18; Efesios 1: 3-7)

Es un acto simbólico, espiritual, y público, que atestigua que nos desligamos de vivir una vida para agradarnos a nosotros mismos, mas decidimos seguir a Cristo, el cual es el único Camino hacia el Padre.

(Romanos 6: 3-7; Hechos 2:38)

Este fue la base del evangelio predicado por  Juan el Bautista. El arremetimiento significa: una decisión interna, un cambio de actitud para poder obedecer la palabra de Dios. Es un acto genuino interno que da fruto visible el cual se refleja en la vida diaria; porque la forma de vivir cambia, los hábitos cambian, y surge un despertar por buscar hacer la voluntad perfecta de Dios, aun en lo secreto.

Mateo 3:8, Marcos 1:4, Hechos 26:20, 2 Pedro 3:9.

La forma más exacta de mostrar de que somos hijos de Dios, es al manifestar amor hacia los demás. El amor de Dios hacia la humanidad fue tal, que El (el Padre), envió a su único Hijo, para que pagara el precio que costaba restaurar la conexión con la humanidad. Si no nos amamos, los unos a los otros, no podemos ser llamados hijos de Dios, ya que la falta de amor niega que le conozcamos.

San Juan 3:16, 15:12, 17; Romanos 8:32; 12:9-10)

Es un estilo de vida, y un acto de entrega total del ser humano hacia Dios en señal de reconocimiento y devoción.  El único que es merecedor de toda gloria, honra, majestad, exaltación, es Jehová Dios todo poderoso; es por eso que solo rendimos Adoración a: Dios Padre, Dios Hijo(Jesús), y Dios Espíritu Santo.  La adoración forma parte de uno de los propósitos por la cual la iglesia fue establecida en la tierra.

Apocalipsis 14:4, 4:10, Lucas 4:8, Salmos 29:2, 66:4

Es el plan original de Dios para toda la humanidad. Más debido  a la desobediencia se introdujo el pecado, lo cual saco al hombre de vivir junto a su Padre Celestial. Gloria a Dios, que cuando Cristo vino a restablecer todas las cosas hizo posible que el ser humano  nuevamente pudiera obtener vida eterna, al hacer un cambio de su forma de vivir, para vivir la vida que Cristo vivió, la cual fue una vida de obediencia total al Dios Padre. Creemos que esta clase de vida (la vida eterna) se inicia después de la muerte física, o cuando Cristo venga a buscar a su iglesia.

Mateo 19:29, San Juan 3:15-16, 17:3, Romanos 6:22-23, I Juan 2:25

Creemos que Jesús venció la muerte, cuando El resucito al tercer día de entre los muertos. Es por eso que creemos que cuando Jesús venga a buscar su iglesia, aquellas personas que antes de morir aceptaron a Jesús como su salvador, y aquellos que vivieron una vida de santidad ante Dios, serán levantados de entre los muertos en cuerpos glorificado.

San Juan 5:29, 11:25, I Tesalonisenses 4:16.

La familia es un reflejo de la existencia de Dios en la tierra, pues esta (la familia) aunque está compuesta de varios miembros, es reconocida como una sola identidad.  La cual es iniciada por la unión legal de dos seres  humanos que desde su nacimiento poseen géneros opuestos (una mujer y hombre).  Ambo se unen  en amor con el fin de reproducirse (tener hijos), los cuales deben amar y  educar, para que ellos(los hijos) puedan contribuir al crecimiento y desarrollo de la sociedad. Esto es como un círculo continuo que se lleva a cabo de generación a generación.

Salmos 68:6, Jeremías 31:1,Galatas 6:10, Efesios 2:19, 3:15. Génesis 2:24.

Es una forma de recordar el compañerismo que Cristo mostro la noche antes de ser crucificado y su entrega por medio del sacrificio que hizo para así reconciliar a la humanidad con el Padre. También es una conmemoración de la victoria del sacrificio que hizo nuestro Salvador y de que algún día la estaremos celebrando junto a él. 

1 Corintios 11:23-27, Mateo 26:17-29.

El pecado consiste en ir en contra a la voluntad de Dios. Dios es soberano del mundo y El ha establecido leyes y preceptos que deben ser cumplidas; lo más interesante es que estas leyes y preceptos al ser obedecidos promueven éxito y  bienestar en la vida de aquellos que la cumplen. Mas el pecado o la desobediencia a la Palabra de Dios traen consecuencias que solo destruyen al ser humano.

(Colosenses 2: 12-13; Romanos 5:12-21; 6:23)

Fue creado a imagen y semejanza de Dios. Y se le confió el cuidado de todo lo que existe en la tierra. Pero perdió su dominio al desobedecer a Dios, y creer la manipulación de Satanás, traspasando así su autoridad al maligno. Mas Cristo  vino a deshacer las obras del maligno,  y pago con su vida el precio que costaba para que otra vez, la humanidad pudiera tener la oportunidad de recuperar su autoridad, identidad y aseso a su Padre Celestial, por medio de aceptar a Jesús como su salvador. 

Genesis 1:26, San Juan 3:16.

Es un acto de fe, obediencia y de poner a Dios como primero, lo cual establece que  invertimos en el Reino de Dios, creyendo que El va a multiplicar el 90% restante. Cuando una persona le entrega su vida a Jesús, está haciendo un acto de fe, el cual se debe reflejar en toda su vida, la finanza es uno aspecto de este cambio, es por eso que se debe llevar al lugar donde se congrega un 10% de sus finanzas, como señal de que teme a Dios y que le honra con su finanzas.  Este dinero es utilizado para los gastos de la visión de la iglesia.

Malaquías 3:6-12,  Deuteronomio 14:22, Génesis 14:20, Levítico 27:30.