4 beneficios de contratar a un notario

Muchas personas necesitan un notario al menos una vez en su vida, si no más. Un notario es un funcionario contratado que verifica la legalidad de un documento y sirve como testigo de la firma de un documento. Entre los documentos que requieren la presencia de un notario para su firma se encuentran las declaraciones juradas, los testamentos, los contactos inmobiliarios y los poderes notariales.

Hablaremos de las ventajas de contratar a un notario y de por qué debería considerar la posibilidad de contratar a uno. Siga leyendo para descubrirlo.

A continuación le presentamos una lista de Notaria Ramallo de cuatro beneficios de contratar a un notario:

1. Legalización de documentos

Un notario es una persona sin la cual un documento no tendría validez legal. Un notario es un funcionario público que tiene el poder de reconocer que un documento ha sido firmado y hecho en consecuencia.

2. Prevenir el fraude

La prevención del fraude es una de las principales razones por las que la gente debería contratar a un notario. Según la Comisión Federal de Comercio, 2,8 millones de personas sufrieron fraudes. El trabajo de un notario no es solo firmar los documentos como testigo, sino que también son responsables de reunir las identificaciones necesarias para los documentos y también revisarán los documentos, señalando las lagunas y verificando los detalles.

La contratación de un notario puede reducir considerablemente el riesgo de fraude.

3. Servicio in situ

Una de las ventajas de contratar a un notario es que no siempre hay que desplazarse hasta él con los documentos en la mano. Hay dos tipos de notarios: los fijos y los móviles. Los notarios fijos sólo trabajan desde su oficina o domicilio y en horarios determinados. Los notarios móviles pueden desplazarse y acudir a usted y están disponibles en cualquier momento.

Los notarios móviles pueden ahorrarle tiempo y la molestia de reunir a todas las personas relacionadas con el documento en la oficina. Los notarios móviles son convenientes y permiten más flexibilidad en la elección del lugar y la hora.

4. Facilidad de mente

Firmar documentos puede ser estresante, especialmente si usted no entiende lo que el documento dice apropiadamente. Contar con la presencia de un notario puede aliviar su mente. Como se ha mencionado anteriormente, pueden evitar el fraude y asegurarse de que el documento se lleve a cabo. Un notario tiene años de experiencia con el documento y a menudo puede darse cuenta de cuándo hay algo que falla. Aunque eso no significa que nada vaya a salir mal, las posibilidades se reducen considerablemente.

Contratar a un notario tiene muchos beneficios, pero más que ser ventajoso, un notario es necesario para cualquier individuo o empresa.

Back to Top